martes, 23 de octubre de 2018

Los curiosos excrementos de la esfinge de la calvera

El otro día, serían mediados de septiembre, al acercarme al olivo bajo el que estaba aparcado mi remolque advertí la presencia de unos curiosos excrementos. Había visto ya excrementos de esta  forma  y sabía a la oruga a la que pertenecían. Era un día que hacía mucho aire, y a lo largo del día la oruga cayó al suelo.


En un grupo de facebook, había visto muchas consultas sobre la oruga, que se empezaba a ver por muchos sitios, sobre todo cuando se baja de los árboles para pupar. La subí al olivo de nuevo, no muy alta para que en caso de que hubiese terminado su desarrollo no tuviese que recorrer todo el camino y que la fortaleza de las ramas bajas evitasen que volviese a caer.









Como cierre, pongo la foto de una mariposa adulta de esta especie, Acherontia atropos que saqué hace bastantes años. Me encanta esta mariposa que todos años podemos contemplar tanto en forma de oruga como adulta en los alrededores de nuestra casa.
Todos recordaremos a esta mariposa que formó parte del cartel promocional de la película "El silencio de los corderos". Como nota curiosa decir que las pupas que aparecen en la película y que extraen de la boca de un cadáver, no son de esta especie

domingo, 15 de julio de 2018

Unos días en la Dordogne

Estanque en el bosque de Le Petit Durbecq
Bueno... las vacaciones de este año se reducen a cuatro días. No da para más. Las obras en la casa nos retienen más tiempo del que me gustaría, y para que avancen ha de ser a costa de sacrificios. Hemos visitado la zona de Bergerac, la ciudad de Cyrano de Bergerac, una ciudad medieval situada a las orillas de la Dordogne...
Issigeac

Han sido unos días más de relax que de otra cosa, si bien dimos alguna vuelta por la zona.  Estuvimos alojados en Le Petit Durbec, en un estudio anexo a una granja. En la propiedad, había un tremendo bosque de robles (Quercur robur) de gran tamaño e incluso un estanque grande en el que los dueños permitían pescar. De las cosas que fuimos a ver queremos destacar el publo de Issigeac, un pueblo medieval al completo, con prácticamente todas las casas de origen medieval, con las típicas fachadas de ladrillo y madera en la planta superior y piedra en la inferior, si bien había alguna de familias pudientes que eran de piedra al completo.




Al llegar al lugar, aparcamos el coche y dimos una vuelta por los alrededores. Con el equipaje sin desembalar y sin la cámara de fotos que me ha regalado Ramón Longás, sólo pude hacer foto con el móvil cuando me encontré con esta curiosa seta de origen australiano, que si bien había visto en las guías nunca había tenido la ocasión de verla "en vivo". Bueno, realmente la encontró Belén, que enseguida se percató de lo que destacaba sobre el suelo debido a su colorido, que yo no percibo de igual manera. Se trata de Dedos de diablo (Clathrus archeri), una seta como digo de origen australiano cuya presencia en Europa se achaca a la presencia de las tropas y caballos australianos durante la primera guerra mundial, si bien en esta zona, próxima a Burdeos se cree que pudiera proceder de las lanas que se importaban de Australia. En ambos casos se entiende que se introdujeron sus esporas, evidentemente


Una de las cosas que mas nos llamaron la atención de la granja fue el pozo, situado en el centro de un patio alrededor del cual se situaban todas las edificaciones, como en las villas romanas o en las Torres Aragonesas. Queremos hacer algo parecido a esto en nuestro pozo de la casa nueva... a ver que tal nos queda... de momento ya hemos adquirido una bomba de agua parecida...
Pozo en Le Petit Durbecq.

viernes, 25 de mayo de 2018

Visita a Tiberio, el quebrantahuesos.

Hace unos quince días, nos escapamos al Pirineo de Huesca. Visitamos el bonito pueblo medieval de L´Ainsa, y entramos al centro que tiene la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos en la torre del homenaje del castillo. Vimos su espectacular diorama de la montaña Pirenaica con esculturas de sus habitantes que hacen dudar sobre si son artificiales o animales naturalizados. Un espacio que para sí quisiera el centro de interpretación del Parque Nacional de Ordesa en Torla que tanto me decepcionó.

Pero había ido a verlo a él. A Tiberio. Al quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) que un día llegó a mi casa en una caja de cartón para que montara su esqueleto. Había muerto envenenado. Después fue cedido su cuerpo para un estudio científico y posteriormente cedido a la Fundación para que estuviera en este centro de interpretación. Todos los huesos sueltos, fueron unidos uno a uno mediante cola de carpintero a lo largo de muchos días.
Para montarlo, primero separé e identifiqué el lugar donde iba cada hueso. Fui montándolo por trozos, sosteniéndolos en una posición que me pareciese bien sobre cajas, palitos y plastilina y después dando la cola de carpintero a capas de modo que no tuviera que dañar ningún hueso para colocar alambres y que si en un futuro se quisiese desmontar el esqueleto, ponerlo a remojo fuese suficiente.

Poco apoco fue tomando forma y pude llegar a montar hueso a hueso incluso los anillos escleróticos, que son unos huesos que las aves y algunos reptiles tienen en sus ojos.Cuando hube terminado de montar el esqueleto, comprobé lo poco que da idea de lo que es un quebrantahuesos en vida, ni de su tremenda envergadura. Entonces propuse colocar las plumas de vuelo en la mitad del ave.
Con la debida autorización, retiramos plumas de otro ejemplar que estaba congelado en el Centro de Recuperación de Fauna de la  Alfranca. Las plumas estaban hechas un zarrio (palabra aragonesa que significa trasto o cacharro). Pacientemente y con agua muy caliente, casi hirviendo fueron tomando forma y quedaron de tal modo que al ser devueltas las que sobraron al centro de recuperación quedaron sorprendidos del cambio.




Una vez vista la obra terminada decidí montar también un pardillo (Acanthis cannabina) del mismo modo para que se pudieran comparar ambas aves.







...Allí quedó Tiberio, suspendido en un planeo continuo que un día congeló el veneno, agazapado en un trozo de carne que alguien colocó con quien sabe que motivos...

martes, 10 de abril de 2018

Un pozal de sapos....


Llegó el momento. Los tres sapicos (Bufo calamita) que han pasado el invierno con nosotros se han puesto bien gordos, han cantado por las noches (por lo que hemos tenido que mantener la puerta del baño cerrada por las noches) y ahora han de recuperar su libertad. El jueves pasado, limpiando la piscina donde trabajo recogí otros seis. Todos juntos han recuperado la libertad este pasado domingo.

Les hemos preparado una caja en la que tendrán agua hasta que les fabriquemos un estanque. hemos preparado también unos troncos y otras cosas que mantienen unos lugares húmedos donde refugiarse si no se entierran. Ellos elegirán donde y como vivir.

 Nosotros les proporcionaremos un entorno lleno de insectos, babosas y lombrices ya que no usamos productos biocidas en el campo y no lo labramos, pues lo mantenemos con las hierbas que tienen a bien vivir. Tan sólo lo mantenemos corto mediante el segado periódico, que como se realiza en las horas mas calurosas y centrales del día no supone riesgo para ellos, puesto que en esas condiciones están escondidos. Una extensa pradera para ellos, para los insectos, las lombrices y nuestro incipiente bosque.
Quedaron ahí, bajo los troncos donde se fueron introduciendo uno a uno. Este de la derecha se despidió de nosotros, pues se quedó ahí sin introducirse más. Eran las últimas horas de la tarde. Supongo que ya no estarán donde los dejamos, aunque no lo miramos para no molestarlos y no estamos seguros. Será un regalo para nosotros si un día encontramos un cordón de huevos de estos sapos ya sea en esta pequeña poza o en el futuro estanque que haremos...
Las fotos son bastante bajas de resolución, ya que están hechas con el móvil en condiciones de poca luz...

martes, 13 de marzo de 2018

Otro cumpleaños del blog... y van seis.

Otro año de vigencia del blog, aunque lleva un tiempo abandonado... tanto que publico con un mes de retraso el cumpleaños. Gracias a todos los que lo habéis visitado y comentado en él. Esta actividad hace que las estadísticas que recojo sigan creciendo...

He publicado ya 186 entradas. El blog ha sido visitado en el momento de escribir esto 123.000 veces. La mayor parte de las visitas proviene de España, 49.542. El siguiente país en el ránking es EEUU, con 14.744 visitas, seguido de México con 9.625, Rusia con 7.228, Argentina con 6.030, Colombia con 4.293, Chile con 2.595, Francia con 2.070, China con 1.808 y Alemania con 1.732.
Hay visitas de otros muchos países pero no me salen en la estadística, y no nombro más porque seguro que me dejo alguno...

La entrada estrella es la del Chupacabras... o mejor dicho la del no chupacabras, ya que de lo que trata es de desmitificar la existencia del mismo. Lo cierto es que es la palabra más usada en las búsquedas que llevan a los internautas a encontrar este blog...

Gracias a todos de nuevo y espero que en unos meses pueda de nuevo aumentar el ritmo de publicaciones para hacer que el blog sea visitado con mayor asiduidad y ofrezca más información...

sábado, 3 de marzo de 2018

Sorpresas de marzo. Tejones y gallinas.


El día 1 de marzo, al pasear a mi perrica Lia, vi que en el suelo, justo donde aparco el coche en casa había unas huellas inconfundibles de tejón. No son de un ejemplar muy grande.  Uñas muy largas, marca del talón, dedos en un arco poco marcado... lo que viene siendo una huella de oso en miniatura. Es la fotografía que encabeza la entrada. No sé que tal la distinguiréis entre las marcas de los neumáticos del coche.  Han pasado años desde que vimos uno en el camino, cuando volvíamos a casa. Ayer, mi hijo mayor Carlos llegó a la hora de la cena y emocionado me decía que había un tejón en la puerta de casa, y que al verle se había ido a paso ligero perdiéndose en la noche. Esta noticia me hace feliz, tanto como la presencia de los zorritos, que tras haber nacido al lado de casa esta primavera y haberse dejado ver a plena luz del día en múltiples ocasiones todavía vemos de vez en cuando. Las gallinas duermen en un vallado a prueba de animales cavadores, por lo que creo que no tendremos que lamentar ninguna pérdida, ya que por el día no se muestran activos ni los zorros ni el tejón.
 Pero hablando de gallinas, hoy hemos encontrado su escondite de huevos. También ha sido Carlos el descubridor. Las gallinas son traviesas, y si por alguna causa no pueden entrar al ponedor se buscan un lugar alternativo que usan hasta que es detectado o hasta que deciden volver al ponedor. Unos días que se quedó el ponedor cerrado hace unas semanas, nos quedamos sin huevos. Sabíamos que los habían puesto pero no fuimos capaces de encontrarlos. Bajo el seto, al abrigo de la hiedra, en los parterres con tomillos, bajo los arbustos que rodean el estanque... nada.
Hoy, al recoger una saca donde poníamos las hojas caídas y la poda de los romeros, Carlos ha descubierto el escondite. 14 huevos que no sabemos cuanto hace que están puestos por lo que no nos los comeremos. No obstante, las gallinas son los animales más omnívoros que conozco, de modo que quizá hagamos una gigantesca tortilla que ellas mismas se comerán. Si les damos los huevos sin procesar seguro que luego se comen los que pongan después... las gallinas son unas máquinas de reciclar residuos de la cocina perfectas. Se han ganado una buena ración de proteínas. A pesar de ser tan traviesas...

domingo, 11 de febrero de 2018

Los tres mosqueteros

Este otoño, tres sapos cayeron al interior de la piscina donde trabajo. Mi compañero Enrique los descubrió al retirar las hojas caídas. Los dejó donde estaban para mostrármelos cuando volviese yo al trabajo. El primer día que coincidimos me los enseñó.
Bajamos al interior de la piscina, a la esquina donde estaban acumuladas las hojas. Bajo ellas en una esquinita estaban allí, resguardados. Ya eran los últimos días de noviembre, con días fríos y noches heladoras. No era posible soltarlos para que se dieran vida. Además estaban delgados, demasiado para subsistir al invierno.
Decidí falsificar una estación y proporcionarles la posibilidad de engordar y subsistir hasta la siguiente primavera. Son sapos corredores (Bufo calamita). Uno era pequeñito y los otros dos estaban algo más igualados. Los colocamos en el interior de un terrario en el baño de nuestra casa y acudimos a una tienda de animales y accesorios para los mismos donde acudimos en casos como este para comprarles insectos.Compramos tenebrios o gusanos de la harina, ya que la idea de poner grillos no nos sedujo porque acaban llegando a adultos y cantando. Ya van por su tercera "ración".
Al final, no son los grillos quienes cantan, sino los sapos, por lo que por las noches cerramos la puerta del baño para que dejen dormir. La foto es de los sapos ya recuperados y gordos como el sapo que sale en Shrek.
Esta primavera engrosarán la población de sapos de nuestra nueva casa donde espero que vivan muchos años. hemos reservado madera para apilarla y que bajo ella los sapos puedan estar húmedos en los calurosos días de verano y calientes durante el frío invierno.
Un lujo...