domingo, 10 de noviembre de 2013

¿Que pasa con el maíz?



Hace varios años, me sucedió un hecho curioso. Tenía unas gallinas a las que alimentaba con trigo y maíz en grano. El grano, lo compraba en un molino que hay en el pueblo donde vivo. Cuando se acababa un saco, compraba uno nuevo. Así siempre. Una vez, abrí un nuevo saco y les puse la comida como siempre. Al día siguiente se habían comido el trigo, pero el maíz seguía intacto. Como este hecho se repetía, decidí poner sólo maíz, pero seguían sin comerlo. Finalmente opté por no ponerles más maíz.
Algunos meses después, hablando con un vecino, me comentó que a él también le pasó, y es que el maíz que vendía el molino y que siempre habíamos comprado pasó a ser transgénico.

Hace un mes, estuve hablando con un agricultor que siembra maíz enfrente de mi casa. Cultiva alfalfa en nuestros campos que tiene arrendados y maíz transgénico en otros. Me dijo que si quería coger alguna pinocha (que es como se llaman las mazorcas en Zaragoza) para mi pony o para las gallinas  que la cogiese de las plantas que estaban en la zona más exterior del campo. En las partes exteriores del cultivo, había unos “palos” (que es como se llaman a las filas de plantas de maíz también en Zaragoza) que eran de maíz tradicional y que habían tenido que poner ya que los campos cercanos no eran de maíz transgénico y el departamento de agricultura les obligaban a hacerlo así. Según decía, “si les das de ese maíz se lo comerán, pero si les das transgénico has de molerlo un poco, pues si lo pones entero las gallinas no lo comen".

Hace años, no di importancia al hecho de que mis gallinas decidiesen un día dejar de comer maíz. Hoy, tengo unas nuevas gallinas, y sólo les doy trigo y cebada. El hecho de que gallinas de otras personas tuviesen el mismo comportamiento me llamó la atención, y más aún que dijesen que era porque el maíz era transgénico. Los nuevos testimonios de  un agricultor que sí sabía a ciencia cierta que lo que les daba a sus gallinas era transgénico porque lo cultiva él mismo y que asegurara que sólo lo comían si se molía me pareció que algo raro podría estar ocurriendo.

Mantuve una discusión en un blog donde comenté este hecho. Se estaba criticando en el mismo la falta de rigor científico del movimiento ecologista. Dije que en el mundo científico también se puede adolecer de falta de personal multidisciplinar, y que si bien la existencia de maíz transgénico muestra un éxito de los científicos genetistas, el pasar a cultivarlo sin estudios del impacto en el medio ambiente por parte de ecólogos en diferentes medios podría ser también un fallo, y comenté el raro caso de las gallinas. Allí manifestaron que les parecía inadmisible el hecho o directamente mentira. Decidieron que lo que ocurría era debido a un problema en el buche de las gallinas, al tamaño del maíz y a mi falta de rigor. Yo sólo quería relatar un hecho, no sembrar la polémica por lo que tras intentar explicar que no se podía deber al hambre, las piedras del buche o el tamaño del grano y que no sacaba nada más en claro que la pérdida de tiempo decidí dejar el tema.

Decidí entonces salir a dar una vuelta por el camino de mi casa que discurre entre los campos de maíz, transgénico a mi izquierda y convencional a mi derecha y contar cuantas pinochas habían sido atacadas por los estorninos en cada uno de los campos, y ver si se apreciaba alguna diferencia. Arriba la foto de una pinocha atacada por los estorninos.

Es imposible contar con un maíz 100% transgénico y 100% convencional en la misma zona debido a que el maíz se poliniza con el viento, y ya sabemos la polémica que hay con la "contaminación" de maíz convencional con transgénico. Las gallinas, al estar en cautiverio, están acostumbradas a comer cualquier cosa que se les da, por eso es tan raro ese comportamiento de no comer este tipo de maíz. Sin embargo, los estorninos son libres de volar y de comer aquello que más les guste mientras puedan elegir. No debería de haber mucha diferencia, pensé.
Para comparar un campo con otro, recorrí un camino que deja los campos de transgénico a la izquierda y tras un campo de alfalfa a cada lado, comienza el maíz convencional a la derecha. Hice un conteo de plantas de la primera fila tanto en un maíz como en el otro y anoté cuantas pinochas habían sido atacadas por los estorninos.
En el campo que se sembró con maíz transgénico y con maíz convencional en los márgenes, de un total de 2821 plantas, 38 estaban atacadas por los estorninos. Estas plantas atacadas corresponden con las de maíz convencional, pero que pueden haber sido polinizas con polen transgénico al estar en contacto directo con una gran masa de plantas transgénicas. El ataque se produjo sobre un 1,34% de las plantas
En el campo sembrado con maíz convencional, de un total de 1165 matas, 63 habían sido atacadas. El ataque se produjo sobre un 5,31% de las plantas.
Había diferencias a pesar de ser maíz convencional en los dos casos, pero el menos afectado estaba en contacto directo con el maíz transgénico como he dicho.

El pasado domingo 2 de noviembre, José Enrique Lobera, un colega en estas cosas de la naturaleza, me trajo dos cadavéricos souvenirs encontrados en la playa. Hablando frente a un café, no sé porqué salió el tema del maíz que se ve desde la ventana de mi cocina. Creo que fue a razón de un comentario sobre las coles de mi huerto y las pocas mariposas de la col que he visto este año. No sabía si el maíz transgénico tendría algo que ver, comenté, ya que si era del que sintetiza Bacillus turingensis, al ser una cepa agresiva con los lepidópteros podría haberles afectado.
Me dijo que algunos cazadores y agricultores de la comarca de las Cinco Villas en Zaragoza le manifestaron que los jabalíes, si pueden elegir, es decir, si hay varios campos de maíz, sólo entraban en los que no eran transgénicos o que en éstos entraban mucho menos. En un foro he leído un comentario de un agricultor que siembra transgénico para que el jabalí no lo toque, y que le daba resultado. Otro le contesta que los jabalíes también se comen en maíz transgénico pero menos que en el caso de tratarse de maíz convencional…

Yo no puedo distinguir un maíz del otro. ¿Pueden hacerlo los animales cuando está entero ya que molido lo comen sin problema?. A qué se debe este comportamiento en diferentes especies?. ¿Es fruto de la casualidad?. ¿Habrá más casos parecidos?... ¿pasa algo con el maíz?.
Intentaré ofrecer maíz a aves en libertad y observar su comportamiento. De todos los modos tengo un problema, y es que ya no queda maíz del campo de maíz convencional, por lo que todo procederá de los campos de transgénico, y el maíz convencional que rodea el núcleo de maíz transgénico tengo mis dudas de que no sea transgénico por la "contaminación" sufrida por polen transgénico. Las aves silvestres lo comen igual, de modo que lo que intentaré averiguar es si eligen un tipo antes que el otro.
Acepto direcciones donde obtener maíz ecológico para aportar en el "experimento" y certificar que las dos variedades son realmente dos variedades garantizadas, ya que no tengo la seguridad de que el maíz convencional recogido en este campo nio es transgénico. De momento, mis gallinas estaban hoy sin comida y el maíz que les eché ayer (un puñado) seguía en el suelo, a pesar de estar muertas de hambre.

8 comentarios:

  1. Sorprendente ru curiosidad y tu sistema, no me extendere en lo transgenico...me ha encantado tu experiencia de primera mano, la forma en que lo has llevado a cabo y en la que lo has narrado.
    Es tan curioso como importante, si tengo tu permiso me gustaria darle mas salida a tu articulo colgando tu enlace en otras redes.
    En cualquier caso si me entero de cualquier cosa, como.donde conseguir.maiz convencional te lo digo, estoy muy interesado en ver que.conclusiones sacas

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto que puedes... de todos los modos, son sólo observaciones preliminares.
    Sería interesante conocer si alguien ha observado esto mismo para saber si es generalizado y de este modo intentar averiguar algo más de este hecho curioso. No he encontrado nada en internet al respecto, pero seguro que algunos agricultores sí que habrán observado si los jabalíes entran más o menos en los cultivos transgénicos o si sus gallinas han pasado de aceptar el maíz en grano entero a rechazarlo...

    ResponderEliminar
  3. No creo que los animales detecten que maíz es transgénico o no, les haría falta un laboratorio genetista para comprobarlo y años por delante de estudios, pero pudiera ser que detectaran una sustancia en el maíz que está ligada a los vegetales transgénicos. Hablo del glifosato, un herbicida que hizo famoso la multinacional Monsanto con el nombre de Roundup, esta empresa ha creado muchas variedades de maíz, soja, trigo y alfalce transgénico que resiste la potencia de este herbicida, o sea que fumigan con glifosato, la mala hierba muere y el maíz no. El maíz no muere pero como ya han demostrado con la soja tal vez absorba esta sustancia pasándola a los animales que se alimentan de ella y produciendo daño en su salud. Tal vez las gallinas encuentran un sabor u olor raro a glifosato en el maíz y por eso no lo comen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si este maíz es resistente al glifosato (maíz RR). Esta modificación genética se le hizo también a la soja, y el objetivo era fumigar con glifosato (que es un herbicida sistémico total) y combatir con éxito las hierbas que compiten con el cultivo.
      La modificación de este maíz, creo que es diferente, es maíz BT. El gen del maíz expresa el código genético del Bacillus thuringensis, una bacteria nociva para unos u otros insectos según de que cepa se trate. El objetivo es evitar la proliferación del taladro del maíz, que perfora la caña de la planta y ésta es derribada por el viento, y una vez tumbada no es recogida por la cosechadora, pensada para las plantas que están de pie.
      Si efectivamente los animales son capaces de detectar algo, lógicamente no puede ser el ADN, tiene que ser otra cosa, ya sea un color diferente si ellos perciben otro espectro o la presencia masiva de B.T.
      No obstante, ya tengo el maíz transgénico y el agricultor me dirá cual es en concreto. El ecológico creo que no tendré problema en obtenerlo. Después haré las probatinas con los dos maíces a la vez, y después con los dos maíces mezclados marcando los granos de uno y otro. Ya os contaré.

      Eliminar
    2. José Miguel, Tal como dices las gallinas no tienen un laboratorio para saber si el maíz es transgénico o no, ese laboratorio solo lo tienen las plagas que no atacan a este maíz por ser transgénico.

      Eliminar
    3. No creas... tengo fotos de orugas del taladro del maíz Ostrinia nubilalis que han llegado al estado de "oruga gorda" comiendo de ese maíz. Esta oruga, que es resistente al tóxico, es una especie de "oruga Rambo". La selección natural favorece a estas orugas, y dejarán obsoleto el maíz transgénico tras algunas generaciones. Cuando los campos con maíz transgénico no son muchos, estas orugas se cruzan con orugas "normales" y la mutación se mantiene en un nivel más bajo que cuando la mayor parte del maíz es transgénico y sólo las orugas resistentes son las que se reproducen. Parece un guión de película americana de catástrofes. Es el mismo mecanismo que ha dejado obsoletos otros venenos al aparecer resistencias en algunos insectos.

      Eliminar
  4. Hola, igual a José Antonio del Blog Barracuda le interesa hacer alguna prueba con sus gallinas, si le comentas el tema seguro que te ayuda. Es interesante tu experimento, desde luego yo estoy completamente en contra del uso de transgénicos en la alimentación, directa o indirectamente, simplemente porque algo modificado genéticamente no me da confianza. Por ejemplo, alguna vez muy de vez en cuando si me junto con algunos amigos me tomo algún licor, pero en un bar de confianza, no en un pub de esos del casco un sábado por la noche, porque seguramente me meterán garrafón y acabaré fastidiado de las tripas, allí prefiero tomar una cerveza de botellín que la abren delante de mí, lo mismo es con un producto alimenticio modificado. ¿Cómo se yo que ese tomate por ejemplo solo ha sido modificado para ser mas grande, oloroso, sabroso o de mayor poder antioxidante? Y si además de esa modificación una empresa multinacional como Monsanto (Que no son un ejemplo en cuanto a ética, moral y respeto medioambiental), añade alguna otra modificación para beneficio propio, sería muy difícil de que los consumidores nos diéramos cuenta de ello, haría falta mucho dinero invertido en laboratorios y estudios para encontrar esa modificación y saber qué efecto tiene. ¿Les sería tan difícil crear un tomate u otro alimento que creara algo de adicción por ese alimento? Si les dejamos, en el futuro, las propias frutas y verduras podrían tener genes potenciadores de sabor, edulcorantes, acidulantes, conservantes y demás, que los produzca la propia planta. Tampoco he hablado de esas plantas modificadas que dicen que producen sus propios antibióticos, al final si las usáramos en la alimentación las bacterias de diferentes enfermedades humanas se adaptarían a los antibióticos y sería muy difícil combatir ya esas enfermedades provocadas por ellas. Creo que la genética puede ser un gran aliado y el futuro nos depara grandes logros y mejoras en nuestra vida, pero en el tema de la alimentación hay que tener mucha precaución y tenemos que ser muy severos con esto y estar siempre vigilantes porque es nuestra salud la que está en juego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo el capítulo de los Simpsons cuando Homer se hace granjero y descubre el tomaco, un tomate adictivo como el tabaco. Además en tono de broma mis hijos llaman tomaco al maíz de alrededor de casa que es transgénico.
      Pues es con Barracuda precisamente con quien tengo que apañar lo del maíz ecológico. Sus gallinas toman maíz ecológico entero. Sería fácil ofrecerles transgénico para ver si lo rechazan, pero no creo que quiera darles ese maíz a sus gallinas. No obstante, hablo con él vía e-mail y hacemos el experimenmto a medias si le parece.

      Eliminar